Etiopía

 


Población: aprox. 80 millones de personas

Área del país: 1.133.380 km2

Número de personas dependientes del café: alrededor de 25 millones están involucradas en el cultivo y el comercio de café.

Importancia en la economía del país: 35% del valor total de las exportaciones y su contribución al PIB es del 25%.

 

Superficie en hectáreas de plantaciones de café: extensión de 600.000 hectáreas de tierra cultivada

 

Regiones productoras de café del país:

El Oeste representa alrededor del 46% de la producción total de los etiopías. Se incluyen regiones como Djimma, Kaffa, Illubabor, Wellega y otros. A excepción de algunas zonas, el oeste suele conocerse por producir café secado al sol normalmente para las calidades inferiores. Sin embargo, actualmente salen de esta región algunos cafés lavados excelentes. El potencial en la calidad es enorme y algunos de estos cafés tienen grandes atributos que no se encuentran en otros lugares. En esta región englobaremos los cafés Djimma, Limu, Bebeka y Tepi, Wollega/ Gimbi/ Lekempti.

- Djimma, representa el grueso de las exportaciones de café de Etiopía, ya que cubre casi el 50%. Es un café principalmente apreciado por su alta acidez y buen cuerpo. Djimma es un área de múltiples variedades indígenas de los bosques, de donde se derivan cafés excelentes. La mayor parte del café se cultiva bajo espesas zonas boscosas, y se pueden encontrar cafés especiales.

- Limu, desconocido para muchas personas y es el área más extensa dentro de Djimma. Aunque tiene un sabor picante a vino es muy diferente a la variedad de café Djimma.

- Bebeka y Tepi, estos cafés provienen de los bosques ricos de Kaffa y Maji Bench. Cafés de tierras bajas, suaves, con una acidez suave y cuerpo. Son ampliamente utilizados por los tostadores en los blends.

- Wollega/ Gimbi/ Lekempti, se cultiva en el oeste de Etiopía, bajo frondoso bosque, este café se valora por su sabor a frutos rojos dulces y también por sus granos grandes, los más grandes de Etiopía.

El Sur, donde se conocen Sidamo y Yirgacheffe, porque son limpios, florales y destaca la acidez dada por los cafés lavados y la alta calidad del secado al sol que proporciona un sabor único y genuino de las bayas. El sur representa el 45% de la producción total. La mayoría de la calidad de este café se vende como Sidamo o Yirgacheffe grado 2 para el lavado, y grado 3 para el no lavado.

-          Yirgacheffe, este café genéticamente superior, crece en la parte sur de Etiopía, en la zona de Gedio. La altitud oscila entre los 1800 y 2200 metros. El café Yirgacheffe tiene un sabor dulce, aroma a flores donde destaca el jazmín y fina acidez además de buen cuerpo. Se considera uno de los mejores cafés del mundo.

-          Sidamo, el café lavado es muy buscado por su acidez y su sabor cítrico. Y el café secado al sol, cuando está bien preparado tiene notas dulces a miel, buen cuerpo y acidez alta. El tamaño del grano es pequeño y redondeado, de color verde-marrón.

-          Bale, el aroma de este café es de chocolate negro, con notas leñosas y florales. El grano es amarillento y alargado. Se produce en las montañas de Bale que se encuentran entre las más altas de Etiopía.

El Este, Harar cuenta con el 10% de la producción etíope y todo es secado al sol. De acuerdo con la historia, el café creció salvaje aquí mucho tiempo antes de que se cultivara. Los cafés de Harar son ampliamente conocidos por sus notas típicas de arándano y sabor intenso a frutas. Sin embargo hay que admitir que puede ser difícil encontrar un café totalmente limpio en esta zona. Es famosa la variedad longberry Harar.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el funcionamiento de nuestro sitio web y elaborar información estadística a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies. Si continúas navegando, aceptas su uso. Más información