Guatemala

Guatemala

 


Población: 15.082.831 habitantes.

Área del país: 108.890 km2

Importancia en la economía del país: El cultivo del café representa para Guatemala una indiscutible importancia socio-económica como generadora de empleo y divisas.

Número de personas dependientes del café: 90.000 productores y más de 500.000 trabajadores y sus familias dependen directamente de esta actividad, con un efecto multiplicador en la economía de todas las regiones productoras.

Superficie en hectáreas de plantaciones de café: En Guatemala se cultiva el café en 276,000 hectáreas, distribuida en 204 municipios de un total de 334 (61% de los municipios con café). El 60% de las plantaciones tiene más de 15 años, considerándose que la vida económica de una plantación se sitúa alrededor de 25 años.

Periodo de cosecha: En Guatemala, la cosecha del café varia hacia un clima y la altura del terreno, y como el café no madura a un mismo tiempo se recoge entre agosto y diciembre en zonas de clima cálido y entre noviembre y abril en las tierras frías.

Productividad media de las plantaciones: 18.8 QQ oro/ha. Se observan diferencias entre regiones por la edad promedio de sus plantaciones y condiciones climáticas prevalecientes. La región V (Huehuetenango y Quiché) y la región VII (Zacapa y Chiquimula) son las regiones relativamente más jóvenes y tienen los mayores rendimientos promedio.

Regiones productoras y variedades de café del país:

Acatenango
Es la región cafetalera de más reciente reconocimiento, sinónimo de fincas familiares y verdes montañas. El grano es cosechado a la sombra a alturas que alcanzan los 2,000 metros, en suelos ricos en minerales. El secado se realiza al sol y el procesamiento del grano se hace siguiendo antiguas tradiciones familiares.
Las variedades que se producen en esta región son: Bourbon, Caturra y Catuaí.
La taza de Acatenango presenta marcada acidez, aroma fragante, cuerpo balanceado y limpio, y un postgusto persistente.

Antigua
Rodeado de volcanes, iglesias barrocas y ruinas, en Antigua se cultiva por encima de los 1,500 metros, en un suelo volcánico rico en minerales, bajos niveles de humedad compensados por la presencia de piedra pómez, mucho sol, noches frías y una densa sombra que lo protege de las heladas.


Las variedades que se producen en esta región son: Bourbon, Caturra y Catuaí.
La taza de Antigua es elegante, bien balanceada, con un exquisito aroma y sabor particularmente dulce.

Atitlán
Atitlán posee el suelo más rico en materia orgánica del país. A las faldas de los volcanes que dominan el Lago de Atitlán, sobre un suelo rico en minerales, generosamente bañado por el sol y en altitudes que superan los 1,500 metros, se cultiva el 90% del café producido en la región, cuyos caficultores conservan las técnicas tradicionales de cultivo y procesamiento del grano.
Las variedades que se producen en esta región son: Bourbon, Typica, Caturra y Catuaí.
La taza de Atitlán es deliciosamente aromática, con pronunciada acidez cítrica y mucho cuerpo.

Cobán
En una tierra plena de riquezas naturales, altos niveles de nubosidad, lluvia y frío todo el año, el Cobán se cultiva entre los 1,300 y 1,500 metros sobre el nivel del mar, en onduladas montañas de suelos arcillosos y piedra caliza que reciben la in?uencia tropical de la Cuenca del Atlántico
Las variedades que se producen en esta región son: Bourbon, Maragogype, Caturra, Pache y Catuaí.
La taza del Cobán presenta muy particulares notas afrutadas, cuerpo fino y bien balanceado, con un aroma agradable.

Fraijanes
De suelos volcánicos con piedra pómez, enriquecidos periódicamente por los minerales que provienen del Volcán de Pacaya, la región de Fraijanes es una llanura montañosa con abundante lluvia, humedad variable y un extenso rango de temperaturas. En ella, el cafe se cultiva entre los 1,400 a los 1,700 metros sobre el nivel del mar.
Las variedades que se producen en esta región son Bourbon, Caturra, Pache y Catuaí
La taza de Fraijanes presenta acidez pronunciada y persistente, es aromática y con cuerpo definido.

Huehuetenango
De las regiones no volcánicas de Guatemala, Huehuetenango es la más alta y seca. En sus montañas, acariciadas por vientos áridos y secos que las protegen de las heladas, el café se cultiva en alturas que alcanzan los 2,000 metros sobre el nivel del mar.
Las variedades que se producen en esta región son: Bourbon, Caturra y Catuaí.
La taza de Huehuetenango es de acidez fina e intensa cuerpo lleno y agradable con notas avinatadas.

Oriente
Lluviosa y nublada, ubicada sobre una antigua cadena volcánica, la región Oriente posee suelos balanceados en minerales. En un panorama de ricas tradiciones espirituales y maravillas naturales, pequeños ca?cultores han convertido cada parcela de la montaña en una unidad de producción, logrando altos niveles de productividad, en alturas que van de los 1,300 a los 1,700 metros.
Las variedades que se producen en esta región son: Bourbon, Caturra, Catuaí y Pache.
La taza del Oriente es bien balanceada, con mucho cuerpo y sabor achocolatado.

San Marcos
Más allá de la Sierra Madre, entre paisajes de asombro, clima cálido, suelos ricos en minerales y lluvias torrenciales, en San Marcos se cultiva entre los 1,300 y 1,800 metros sobre el nivel del mar, en pequeñas unidades productoras que cuentan con su propio beneficio.
Las variedades que se producen en esta región son: Bourbon, Caturra y Catuaí.
La taza del San Marcos presenta delicadas notas florales en su aroma y sabor, pronunciada acidez y buen cuerpo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el funcionamiento de nuestro sitio web y elaborar información estadística a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra política de cookies. Si continúas navegando, aceptas su uso. Más información